Cuidado de tus lentes

Cuidado de tus lentes

 

Con un poco de cuidado extra, es sencillo tener tus lentes en muy buenas condiciones.
Aquí hay algunos tips útiles que puedes seguir:

 

Protege tus armazones :

 

  • Cuando estés utilizando tus lentes, no los empujes hacia arriba y dejes sobre tu cabeza, esto hará que se estiren - haciéndolos demasiado anchos para tu cara.

  • Siempre usa ambas manos cuando quites los lentes de tu cara para conservar la forma del marco y evitar su estiramiento.

  • Guarda tus lentes en un estuche de alta calidad cuando no los uses, esto para evitar que se doblen o rayen.

  • Verifica periódicamente que los tornillos no estén sueltos. Si lo están, puedes ajustarlos fácilmente con un kit de reparación de anteojos.

  • Mantén tus lentes de lectura conectados a una cadena alrededor de tu cuello para que no los olvides accidentalmente.

 

Cuida tus micas: :


  • Para eliminar manchas, partículas y polvo de tus micas, usa un paño de microfibra diseñado para limpiar lentes. No uses servilletas o toallas de papel ya que las fibras pueden rayar tus lentes.

  • Siempre es seguro limpiar tus lentes enjuagando con agua tibia y jabón o con un líquido limpiador de lentes comercial.

  • Evita el uso de detergentes para las ventanas y soluciones de limpieza a base de alcohol en tus micas.

  • Para evitar rayaduras, asegúrate de colocar tus lentes con las micas hacia arriba cuando los coloques en otras superficies (que no sean tu cara).

  • Evita dejar tus lentes de lectura directamente al sol o dentro de tu automóvil en días calurosos ya que el calor puede dañarlos.  


Siguiendo estos sencillos consejos, mantendrás el aspecto y la calidad de tus lentes favoritos durante mucho tiempo.